Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Aprendizajes que deja la pandemia para los grandes panaderos y pasteleros del mundo.

Aprendizajes que deja la pandemia para los grandes panaderos y pasteleros del mundo.
Abril 06, 2021
3 Comentarios
"Einstein afirma que toda crisis trae una oportunidad. Y esto, es lo que han visto los grandes panaderos y pasteleros del mundo con el coronavirus, quienes no se rinden a pesar de la crisis e innovan con la finalidad de sobrevivir en el mercado y salir victoriosos de este desafío que ha puesto en jaque hasta a las más grandes empresas. "


Por: Comunicación Digital Levapan.


“Con las crisis, el nivel de autoexigencia, nos vemos obligados a aumentarlo. Yo lo he hecho. Por lo demás seguimos investigando en crear nuevas cosas, por ejemplo, nueva texturas o nuevas combinaciones de ingredientes para crear nuevas formas de producto. Hoy parecerá raro, pero esto va con mi día a día. Lo concibo así. Y tenemos hoy la ayuda de la enorme precisión de la alta tecnología para abrir el espíritu creativo. Esta ayuda probablemente no la tendrían en crisis anteriores, que las ha habido.

Es una ayuda y una suerte que ahora tenemos y que, en este negocio, por ejemplo, no tenían en generaciones anteriores. Es decir que ahora hay muchas dificultades, pero también tenemos ventajas sobre las circunstancias de otros momentos” afirma Salvador Pla, el alquimista del dulce en una entrevista para Valencia City.

Dentro de las dificultades que ven muchos panaderos en este momento con la pandemia es el hecho de que la producción de panes en casa haya aumentado, pero Jordi Morera ve en esta acción no una amenaza, sino una oportunidad para la industria. “Lo de hacer pan casero durante el confinamiento es una oportunidad fantástica que tenemos los panaderos. Y podemos canalizar el mayor conocimiento de nuestro gremio a través de las redes sociales. Es un modo increíble para dar valor a nuestra faena. Si conocen nuestro trabajo a fondo, los 2,5 euros y medio de una hogaza luego les van a parecer baratos.

Ahora bien, cuando pase todo, y lo llevo viendo desde mi libro “Hoy harás pan” de 2014, lo que pasa con el pan en casa, es que siempre queda un reducto de frikies, auténticos cracks que lo hacen recurrentemente, pero son pocos; la gran mayoría que ahora lo hace lo volverá a hacer pero ocasionalmente, porque el ingrediente del pan es el tiempo, que es lo que ahora nos sobra; pero luego en nuestra vida normal no lo tendremos. Por lo que recurrirán a las panaderías de nuevo, pero con mayor conocimiento”, afirma Jordi en una entrevista para Sobremesa, España.

Es decir, que de ahora en adelante, los panaderos y pasteleros deberán enfrentarse a un consumidor más exigente, por lo que los negocios tendrán que mejorar sus procesos, utilizar más productos de calidad y explicar más las cosas que antes quizás no eran tan necesarias.

Otro aprendizaje que trajo la pandemia a la industria, como lo afirma Jordi Morera, tiene que ver con el uso de las herramientas digitales y las redes sociales, que se volvieron el instrumento perfecto para darse a conocer en un mundo con restricciones para salir. Por lo que si estos negocios desean operar y llegar a nuevos mercados o consumidores, deben actualizarse a las nuevas dinámicas de mercado.

“Para poder superar la situación generada por el Covid-19 hemos adaptado nuestro modelo de negocio a las nuevas exigencias de la demanda, explorando nuevas oportunidades. Para ello, hemos tomado la decisión de apostar por internet, por buscar un nuevo nicho de negocio y tratar de llegar a un público distinto, quizá más joven, y estamos muy satisfechos con este giro que hemos dado, con una fuerte apuesta por un marketing muy dinámico. Nuestra idea ha sido siempre tratar de mantener los puestos de trabajo. Además, queremos transmitir conocimiento a quienes vienen, como he hecho en mi caso, y darles la oportunidad. Pero hay que ser consciente de la situación que están viviendo muchos restaurantes y panaderías. Hay que visitarlos y cuidarlos porque la gastronomía es un motor económico y de empleo tan importante como el turismo, y si se nos muere la gastronomía tendremos un problema”, afirma Paco Torreblanca para una entrevista con Valle de Elda.

Por eso, los aprendizajes no terminan. Se suman en este 2021. Aun más, cuando la incertidumbre y el hecho de imaginarse el escenario que le espera a la industria luego del coronavirus es difuso porque la situación es complicada y los negocios no volverán a ser como antes y las recomendaciones condicionarán los espacios físicos y las rutinas. Aun así, todos establecimientos del sector estudian las diferentes soluciones que les permitan asegurar el trabajo de sus empleados y brindarles bienestar a sus clientes, mientras se capacitan para obtener mejores resultados.

Este es el caso del pastelero Jordi Roca, quien aprovecha la crisis para estudiar a fondo los libros de colegas que no ha podido leer y seguir con otra mirada y otras fórmulas su propuesta gastronómica.

¿Qué aprendizajes te ha traído a ti la pandemia y en qué estás innovando con tu negocio? Déjanos tu respuesta en los comentarios y no te olvides de compartir nuestro contenido en las redes sociales. Juntos formamos la comunidad más grande de la industria de la panificación.


 



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×